Blog del Pastor Luis Gómez

Por favor, no te alejes

Día 73, Lectura de la Biblia en un año, Jueces 10-12

Dr. Luis A Gomez Chavez

Estas son las palabras que un padre o una madre le dice a su hijo mientras camina por las calles de Nueva York o El Distrito Federal de México, o el Mercado “El Guarda” de Guatemala, o del Centro de San Salvador. La razón es muy simple, hay tanta gente caminando por las calles que si el hijo se descuida y se aleja de sus padres, lo más seguro es que se pierda, o que otra persona se lo lleve y/o hasta podría morir. Alejarse de los padres cuando aun no se está preparado, cuando aun se es indefenso, o cuando no hay razón para hacerlo, puede traer consecuencias lamentables.

De inmediato vino a mi mente la parábola del hijo prodigo que se alejo de su padre para ir al mundo a conocerlo de cerca. La Biblia dice que el muchacho ya tenía la edad como para hacerlo, es probable que aun no estuviera preparado para hacerlo, pero lo más irrazonable del abandono, es que junto con su padre, no necesitaba nada, lo tenía todo. Sin embargo, el muchacho decidió dejar a su padre, su casa, su hermano, su ambiente confortable, el cariño de todos, el buen sustento de cada día, todo su confort. El joven se alejo de su casa, de su padre y de su relación familiar.

Casi se escuchan las palabras del padre, ¡Hijo, por favor, no te alejes, no te vayas! Con todo, el hijo consciente de las decisiones que toma, y aunque no es consciente de las consecuencias, automáticamente, es responsable de estas. Las palabras del padre casi advierten audiblemente las consecuencias, mas deja que su hijo las experimente para que pueda valorar lo que tiene en casa, lo que vale la familia, lo profundo que es el amor del padre y que nada de lo que haga podrá justificar la decisión de alejarse del amor del padre. La Biblia dice que pasado un tiempo, el hijo regreso hecho un desastre, arrepentido por su mala cabeza, por sus malas decisiones, por haber abandonado su casa, a su padre y a su hermano. El padre lo perdono, pero el hijo perdió mucho, perdió la confianza, su autoridad moral, el derecho de vivir como hijo obediente, etc.

Esto mismo, si estas mismas palabras ha pronunciado Dios muchas veces no solo a Israel sino a nosotros. ¡No te alejes! ¡No te apartes! ¡No te olvides! ¡No me dejes! Porque el día que lo hagas, Dios sabe lo que va a pasar. Dios se lo dijo en varias ocasiones a su pueblo antes de entrar a la tierra prometida y el libro de Jueces es una demostración de esta triste realidad. Israel se aparto de Dios muchas veces para irse tras el mundo, tras dioses ajenos, tras costumbres paganas, tras practicas pecaminosas, tras amistades prohibidas por Dios, dejando y alejándose de Dios.

Durante los doce jueces que Dios envió a Israel durante más de 400 años, mas de 7 veces, el pueblo se alejo, olvido, abandono y dejo a Dios para irse tras los deseos de la carne y tras los ofrecimientos vanos del mundo. Durante el ministerio de Jefte, Jueces 10:6,10 dice: “Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová… y dejaron a Jehová y no le sirvieron”. Luego, después que Dios los ha dejado en la consecuencia de su desobediencia y abandono, en la opresión y sufrimiento que están por su pecado, como la del hijo prodigo cuando le falto todo en tierras lejanas, y como se arrepintió, así, los hijos de Israel en el v.10 reconocen su error. Ellos dicen: “Entonces los hijos de Israel calmaron a Jehová, diciendo: Nosotros hemos pecado contra ti, porque hemos dejado a nuestro Dios, y servido a los baales”. Dios como el padre del hijo prodigo, por su gran amor, los perdono, pero no las consecuencias, perdida de derecho, privilegio, confianza, libertad y otros beneficios.

Las mismas palabras de Dios están dirigidas a nosotros hoy. Por favor, no te alejes, no te apartes, no te olvides de mí, porque el mundo donde vivimos lucha por alejarnos y apartarnos de Dios. Hay miles de cosas que este mundo que nos pueden alejar de Dios y hacernos olvidar de lo bien que se pasa con Dios, de lo maravilloso que es estar en buena relación con Dios. La carne hace equipo con el mundo, el pecado y el diablo para contra atacar nuestra fe, nuestras convicciones y nuestra relación. Y aunque estamos seguros en las manos de Dios, todos los días debemos reafirmar nuestra cercanía con él y compromiso de lealtad. Es más, para no alejarnos, apartarnos, abandonar y dejar la amistad con Dios, simplemente no debo dejar ni un espacio para que la duda, la curiosidad y el deseo por las cosas del mundo se infiltren en nuestra vida.

El que pierde por apartarse, alejarse u olvidarse de Dios es uno mismo no Dios. Si usted siendo hijo de Dios impulsado por la carne, los ojos, los deseos y la vanagloria de la vida decide alejarse de Dios y de la vida cristiana, es su problema, porque usted está haciendo que Dios le llame la atención, lo discipline o lo castigue. Y aunque David prefirió caer 3 días en las manos del Dios vivo, en vez de caer en manos de los filisteos, pues en Dios encontró mayor misericordia. Si pero en algunos casos, Dios puede usar a los filisteos para castigar tu desobediencia, tu abandono y tu deslealtad o tu irresponsabilidad. Es más, Dios puede traerte de regreso a casa, ya no como cuando te alejaste.

En vez de alejarte de Dios, acércate más a Él y nada te faltará. Lo digo, porque podría ser que tú te estas alejando de la relación íntima con Dios, o más aun, podría ser que en este momento te has alejado u olvidado de Dios. Dios te llama a que regreses, en vez de seguir sufriendo lejos de Dios y acrecentando las consecuencias del error de tú abandono. Hoy no es tarde aun, regresa, mañana puede ser tarde. Mira el valor que tuvo el hijo prodigo, reconoció su pecado, pidió perdón con valor y humildad ante el padre y estuvo dispuesto a asumir con responsabilidad las consecuencias de su error…independientemente de la respuesta de su padre.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: