Blog del Pastor Luis Gómez

El valor del respeto

Día 85, Lectura de la Biblia en un año, 1 Samuel 20-24

Dr. Luis Alberto Gomez Chavez
Uno de los valores que hemos dejado de practicar y enseñar es el respeto. El respeto es un valor cívico, educativo, moral y espiritual. El respeto se demuestra con palabras, gestos, actitudes, ademanes y hechos. El respeto se expresa hacia personas, objetos, lugares y eventos. El respeto viene a ser como la expresión de reconocimiento de alguien, de algo o de un lugar o de un evento por el cual nos comportamos de una manera coherente. Por ejemplo, cuando una persona está en un templo sea este cristiano o no, cuando una persona está en una funeraria haya alguien muerto o no, si esta frente al presidente de algún país sea el suyo o no, si esta en el momento en que se entona el himno nacional de un país sea el suyo o no, la actitud y el comportamiento debe ser de respeto, educado, y coherente al lugar, momento, y circunstancia.

Ya lo adelante, es lamentable decirlo, pero es una verdad. En este siglo XXI en que Dios nos ha permitido vivir, el valor del respeto y la educación se ha perdido casi en su totalidad. Aun hay un remanente que disfrutan al practicar el respeto ante los demás. Respeto tiene que ver con el reconocimiento de la otra persona, que según la Biblia debe ser considerado como superior a uno mismo. Respeto tiene que ver con la honra que doy a las personas que se lo merecen, y todos merecen ser reconocidos por ser creaturas de Dios. Honrar es pesar el valor de una persona y en base a ello dar el reconocimiento. Por ejemplo, la Biblia dice: “Honra a tu padre y a tu madre porque este es el primer mandamiento con promesa para que te vaya bien y seas de larga vida”. El respeto, el reconocimiento, la honra y el buen trato que damos a los demás nos recompensa con una vida de paz, de reconocimiento y de futura honra.

Bueno, lleguemos al asunto en relación al pasaje leído hoy. En este caso, respeto es la lealtad, el reconocimiento, y el valor que David da al rey Saúl aun cuando este está tratando de matarlo. Saúl llego a sentir tanta envidia, celos, y temores por la fama, el liderato, y lo que David estaba haciendo que había determinado borrarlo de la tierra. Aun mas, el hecho de sentirse descalificado por Dios y sustituido por David lo hacía sentirse amenazado hasta el punto en su razonamiento solo estaba la alternativa de matar a David para mantenerse como rey. Es por ello que, está decidido en perseguir a David por todos los rincones del territorio y aun en las partes donde dominan los filisteos o los moabitas (1 Samuel 20:31,33).

David no solo siente y tiene respeto por Saúl, sino que lo practica y enseña a todos los que están a su alrededor que querían matar al rey. Por favor, lea esta fascinante escena en el (24:4-11) donde David tiene la oportunidad de terminar con su persecución y exilio. Dios le entrego en manos de David al que lo perseguía para matarlo, al rey Saúl. No piensen que Dios se lo entrego para matarlo, lo hizo para enseñarnos que quien respeta y teme a Dios coherente en su forma de actuar, respeta a los que merecen respeto, honra a quienes merecen honra, y valora a quienes merecen valor. David podía terminar con su calvario y con los de sus padres que les toco salir de su tierra por temor a morir. David podía adelantar su reinado y coronarse oficialmente como el nuevo rey de Israel. Sin embargo, David procedió de acuerdo a sus valores, a sus convicciones, a su lealtad y en obediencia a la Palabra.

David llego donde Saúl estaba dormido sin que los soldados del rey se percataran y le corto la orilla del manto de Saúl. Parece ser que sus hombres le incitaron a que lo matara (v.7) y es probable que por un momento sintió de deseo, pero luego reacciono (v.5) y dijo “se turbo su corazón” porque corto la orilla de su manto y dijo: “Jehová me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, el ungido de Jehová, que yo extienda mi mano contra él, porque es el ungido de Jehová” (v.6). En seguida se fue a una cumbre y con sus palabras dio la moraleja, quien teme a Dios, reconoce a los demás como seres humanos, dignos de respeto, honra y buen trato y basados en la Biblia como superiores a uno mismo. Por lo tanto, los respeta en todo tiempo y no busca su mal como ocasión de venganza, sino que en todo tiempo los respetará. Aun a la distancia, David hizo reverencia ante el rey, demostración de respeto en palabra, hecho y acción.

Hay tremenda tristeza en mi corazón al ver la sociedad en que vivimos, hay decadencia moral, educacional y de respeto. En las escuelas, estudiantes faltan el respeto a sus maestros, a sus compañeros, pero también hay maestros que no respetan a sus alumnos, a sus colegas y a sus principales y a los padres de los estudiantes. En los hogares, los hijos gritan con voz al cuello a sus padres exigiéndoles que les complazcan sus gustos y caprichos y los padres faltándole el respeto a Dios se los complacen. Pero también hay padres que no respetan a sus hijos al no escucharlos, al no estar pendientes de ellos, al no darles un buen ejemplo, al dejar que en la casa haya desorden, gritos, peleas, practica de hábitos peligrosos o contra la moral. El respeto se adquiere, se recibe y se gana, pero nosotros los cristianos debemos respetar a los demás porque la Biblia así nos lo enseña.

En las iglesias, faltamos respeto a Dios con la impuntualidad, con la forma de vestir, al mascar goma mientras predica el pastor, al hablar a espaldas de los demás, al asistir a la iglesia con actitudes de arrogancia, indiferencia, y poco deseo de hablar o participar. Cuando dejamos que otra persona continúe en el pecado y no hacemos nada para que no de mal testimonio. Hay falta de respeto de los pastores hacia sus ovejas al tratar de aprovecharse de ellas, al tratarlas con indiferencia, al dominarlas con intereses personales, al no buscar el bien de ellas. Pero también hay ovejas o miembros en las iglesias que le faltan el respeto al pastor, y la Biblia dice que los pastores son dignos de doble honra, porque Dios los ha puesto ahí y por la función que ellos tienen. Dios pedirá cuenta a los pastores por la labor que ellos hacen, si engañan, si manipulan, si se aprovechan, si maltratan, si hacen las cosas no para honrar a Dios, ellos darán cuenta (Hebreos 13: 7,17, 2 Tes. 5:12-13).

El respeto se demuestra cuando saludamos a los demás, cuando pedimos permiso para caminar entre dos personas, levantar la mano para pedir la palabra, lavarse las manos cuando salimos del baño, al ceder el asiento, cuando ayudamos a una persona a cruzar la calle, al recoger el objeto que se le cayó a la otra persona, al no hablar de las personas cuando no están presentes, al no decir palabras groseras contra otra persona, al no falsificar un documento. Cuando sonreímos, cuando participamos, cuando ayudamos, cuando cumplimos con los deberes, cuando defendemos el evangelio con amor, sabiduría y reverencia. Cuando nos ponemos de pie al escuchar el himno nacional, cuando colocamos la basura en su lugar, cuando nos sentamos en el lugar donde nos es posible independiente quien este allí, y cuando no responde, ni ve mal al anciano que no camina repite o repite lo mismo, etc.

Mis hermanos, nunca es tarde para mejorar, y nosotros los hijos de Dios debemos ser ejemplo de la practica y la enseñanza sobre el respeto a los demás. No hay mejor manera para estar en paz con los demás, para honrar el nombre de Dios, para embellecer el evangelio que a través de practicar y enseñar el valor del respeto. Respete para ser respetado, pero antes que lo respeten a usted, respete usted a los demás. Respete a los niños, respete a los adolescentes, respete a los jóvenes, respete a los adultos, respete a los ancianos y todos lo respetaran a usted (1 Ti. 5:1-3).

Según sea la siembra, asi es la cosecha, si siembras respeto, consechas respeto. Si respetas a Dios en tu corazón, lo más seguro es que respetarás a los demás en cada ocasión.

About these ads

Comentarios en: "El valor del respeto" (2)

  1. Estoy deacuerdo el reapeto es la base p vivir en armonia y en paz

  2. Excelente material, pues si es triste ver como este valor se esta perdiendo en la sociedad,debemos rescatarlo ojala muchos tengan la oportunidad de leer este hermoso material para hacer entrar a muchos en razon. Ya principalmente en las escuelas este valor se a perdido mucho vemos como alumnos le faltan el respeto a sus Profesores y tambienes en viceversa. Este material me cayo buenisimo mi hijo estudia en una escuela cristiana A Dios sea la gloria, y a el le toco hablar de el valor del respeto .muchas gracias. ..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: