Blog del Pastor Luis Gómez

Él se merece lo mejor

Día 98, Lectura de la Biblia en un año, 1 Reyes 5-7

Dr. Luis Alberto Gomez Chavez

He quedado sumamente sorprendido por la manera como Salomón edifico la casa de Dios. Históricamente, la obra que Salomón hizo ha sido reconocida como una de las mejores en mucho tiempo. Es más, es el mejor templo edificado a Jehová, ni aun el de Herodes construido entre el año 4 y el 64 d.C. lo supera. Al observar los detalles, los materiales, el esmero, la delicadeza, las cantidades, el cuidado, y la dedicación que Salomón da a la construcción del primer templo que será la casa donde Jehová habitara fijamente, uno llega a la conclusión que el rey Salomón amada a Dios y amaba a su padre David.

En 1 Reyes 5:4-5 Salomón reconoce que está viviendo en un tiempo de paz por la voluntad de Dios, yo por tanto edificare la casa al nombre de Jehová “mi” Dios, según lo que Jehová hablo a David “mi” padre: “Tu hijo, a quien yo pondré en lugar tuyo en tu trono, el edificara casa a mi nombre”. Así que, Jehová cumple su promesa al dar sabiduría a Salomón para emprender esta gran obra (v.12). Salomón, sabedor de que Dios se merece lo mejor, pues [el habitaría en esa casa (6:13), decidió buscar a las personas especializadas para cada parte de la construcción, los mejores materiales, y se tardo solo en edificar el templo, siete años utilizando gran cantidad de personas, y los mejores maestros de obra (6:37-38). Después mientras su propia casa y casa para su esposa, el rey continuo poniendo detalles que embellecieran el templo, la casa de Jehová, pues l se merece lo mejor.

Cuando se ama, no se escatima. Cuando se ama se da lo mejor. Cuando se ama no importa lo que cueste, el tiempo que se requiera, se hace todo, y se hace con voluntad, esmero, delicadeza, ternura, disposición y con el gran deseo de que la persona amada se sienta complacida, satisfecha y honrada. David amo a Dios, y como ya lo dije, en medio de su vida, fracaso, pero aun no dejaba de amar a Dios, se arrepintió, y con responsabilidad acepto las consecuencias, y sin reclamo sufrió el dolor de estas, porque sabía que Dios al que ama castiga. Lo bueno que hizo David es que, basado en este trabajo del templo, y en su obediencia a Dios y a su padre David, por lo menos con Salomón hizo un buen trabajo de educación, ya que con sus otros hijos fracaso por dedicarse demasiado a su trabajo de rey, se olvido que su principal trabajo era cuidar a su familia.

Sin embargo, creo que por la voluntad de Dios, por el plan eterno de Dios, y por el plan mesiánico y escatológico de Dios para el pueblo de Israel por medio de la familia de David, Salomón fue bien prepararon educado y criado por sus padres, con valores, principios, valores y por sobre todo, con el temor hacia Jehová, su Dios, y el Dios de su padre David. Es por ello que cuando lo vemos, ya con 4 años de estar reinando, no olvida la terea que David no pudo terminar, y que Dios se la encomendó a Salomón, hacer la obra más importante de toda la nación, un templo permanente, una casa con belleza cual nunca la habían visto. Es el amor que Salomón tiene hacia Dios es el que lo lleva a hacer tan majestuosa obra, pues hasta este año, Salomón, aun no se ha descorreado, esta sumiso a Dios, tiene una buena relación con Dios, consulta a Dios para casa acción y decisión, aun solo tiene como esposa a la hija de Faraón.

El gran principio pedagógico para nosotros hoy es el mismo que se deduce de la vida de Salomón al construir la casa de Jehová por amor. Es en la medida que nosotros amamos a Dios es que haremos las mejores cosas para él. Esto es un tanto delicado, complicado y retador reconocer esta gran verdad. Cada cosa que usted como hijo de Dios hace, debe ser hecho por amor (1 Co. 13:1-3), pues si no va acompañado de amor, nada de lo que hace tendrá valor, significado. Quiere decir que si usted va al templo, canta al Señor, ofrenda para la obra, participa en algún ministerio, ayuda al necesitado, sale a evangelizar, si lo hace solo por compromiso, ¿solo porque le toca, a la fuerza, renegando o quejándose, o con un sentimiento de rencor, rebeldía, enojo o ira contra alguien; déjeme decirle que todo lo que haga no tiene valor, ni significado y ni será recibido por Dios, mucho menor recompensado.

Se da cuenta de cuán importante es que todo lo que hagamos debe estar acompañado, saturado, motivado y realizado por amor y con amor a Dios y al prójimo. Este es el primer parámetro que Dios utiliza para aprobar o desaprobar lo que nosotros pensamos, sentimos y hacemos. No crea que esto se limita a lo espiritual, a la dimensión del templo y de los hermanos de la iglesia, no, todo lo que hacemos todos los días, con quien nos relacionemos, lo que estemos haciendo, esta sujetos al mismo principio, debe estar acompañado de amor, hecho por amor y con amor, para que Dios lo reciba, le de valor y este sujeto a recompensa.

Hay otro parámetro que Dios utiliza para evaluar lo que hacemos es que según lo que demos así se determina la magnitud de amor que sentimos hacia él. Una cosa es acompañarle amor a todo lo que hacemos, pero otra cosa es la cantidad de amor con que hacemos las cosas para Dios. Cuando se ama poco, se da poco y no siempre se da lo mejor, cuando se ama mucho, se da bastante, pero cuando se ama de todo corazón, se da lo mejor. Ya dije, cuando se ama con profundidad, con todo el corazón y todo el ser, a si como Cristo nos amó, se da lo mejor, no escatima costo, no piensa en el dolor, en el sufrimiento, pues se desea cumplir una meta que es complacer a Dios.

Como Salomón dio lo mejor al construir el Templo porque amaba Dios, como Jesús dio lo mejor al dar su propia vida en la cruz por amor a Dios, y a nosotros; hoy nosotros debemos hacer y dar lo mejor por amor a Dios. No se olvide, sin amor nada de lo que hagamos tiene valor, y cuando amamos, damos no lo que nos sobra, no lo que no nos gusta, no lo que no me queda, sino que damos lo mejor. Lo mejor que Dios espera de nosotros es nuestra entrega, compromiso, lealtad, fidelidad, y obediencia.

Dios busca no lo que le trae sino al que lo trae. Cuando el que lo trae ama a Dios, lo que trae es lo mejor que puede traer.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: