Blog del Pastor Luis Gómez

Dr. Gomez Chavez

¿Puede una iglesia experimentar crecimiento integral como resultado de una buena administración? Generalmente, el crecimiento de una iglesia está relacionado con un buen pastor, una buena predicación, un buen programa de oración, misiones, un sistema de alabanza alegre, o con un buen equipo de liderazgo o un edificio atractivo. Pero es muy raro escuchar que alguna iglesia experimente crecimiento por tener un buen administrador y una excelente administración.

El compilador, David Fajardo Garcés, dedico un buen tiempo para reunir un excelente material sobre algunas iglesias que crecen. La intención de Fajardo es analizar la experiencia de cada una de estas iglesias para responder a dos preguntas, ¿cómo crecen y porque crecen? Uno de los temas, es la relación entre administración y crecimiento integral de la iglesia escrito por Harold Segura.

Segura analiza el modelo de crecimiento de la Iglesia de San Fernando. Esta nació como fruto del ministerio estudiantil y comunitario de esta ciudad. En 1965 comenzó a funcionar el Centro Cultural Cristiano con el propósito de servir y tener contacto con las personas de la comunidad para llevarlos al conocimiento de Jesucristo. Se ofrecían clases de Ingles, piano, guitarra, biblioteca, y asesoría jurídica, psicológica, servicio médico y estudios bíblicos. Este muy similar al enfoque de nuestra Iglesia Bíblica Peniel con la creación de la ACEI donde ofrecemos un entrenamiento integral con clases de Biblia, musica, panaderia, teatro, idiomas, etc.

Un segundo paso, se organizaron estudios bíblicos con los estudiantes, lo cual dio inicio de la que se llamo Iglesia San Fernando. Segura ve tres etapas para el comienzo yd desarrollo de esta iglesia. Primero, la etapa de comienzo 1968-1973 donde tuvieron a dos pastores quienes impulsaron a la iglesia hasta tener entusiasmo y responsabilidad en la evangelización. En este inicio, experimento crecimiento en la membresia y nuevos miembros capacitados aumentaron la fuerza y mediante el equipo realizaron varias actividades. También recibieron fuerte entrenamiento, organización y proyección.

La segunda etapa fue la de la estabilización entre 1974 y 1979. Cuatro aspectos resumen esta etapa: la educación cristiana recibe fuerte impulso, la vida de compañerismo y comunitaria entre los creyentes, inicio de construcción del templo, y la enseñanza de la mayordomía cristiana a la luz de la Biblia. La última etapa es la de la proyección 1980 a 1991. En esta etapa se enfatiza el crecimiento numérico de 61 a 350 miembros y la administración al crear planes de trabajo de fe a corto, mediano y largo plazo, porque se creó un plan operativo que iba desde 1980 hasta 1993.

La administración estaba planteada con mucho contenido bíblico y calidad teológica. La administración como un proceso dinámico consiste en observar las necesidades, planificar según prioridades, preparar las mejores estrategias, organizar la gente a la acción, ejecutar lo planeado y evaluar lo realizado. En esta iglesia se han aplicado los principios administrativos al trabajo de la iglesia. Es que la planificación en una iglesia es una necesidad y cuando todo el liderazgo aplica los principios administrativos bajo una perspectiva de crecimiento, se aprovecha mejor los recursos, las herramientas, se encamina hacia un crecimiento integral. Esta planificación ha de hacer buen uso de los recursos espirituales que Dios soberanamente ha otorgado y bajo un buen liderazgo saberlo aprovechar y una activa participación e involucramiento de cada miembro en el desarrollo de la Iglesia.

La administración no solo define sino orienta. La Iglesia con su Plan operativo define sus metas y objetivos de trabajo. Permite, además, saber el rumbo hacia donde todos se encaminan juntos y comunica una visión de fe y un compromiso compartido. La Iglesia de San Fernando en 1987 tenía 211 miembros pero la meta era llegar a los 1000 miembros en 1993. La idea es que esta meta contagie de entusiasmo, responsabilidad, y compromiso a toda la iglesia.

La administración moviliza y compromete. En la misma planificación de los principios administrativos se debe considerar a los miembros de la iglesia como los instrumentos dinámicos en las manos de los líderes que Dios ha puesto. Otro elemento importante es que en el plan operativo involucro a todos los miembros en el trabajo a realizar, todos recibieron oportunidad para trabajar para el Señor de acuerdo a los dones espirituales. El último aspecto fue que la iglesia se organizo en programas en vez de cargos y dio oportunidad que todos se involucraran en el programa que estaba de acuerdo a sus capacidades espirituales. Principios hacia la creación de una estrategia de crecimiento.

Reflexionar y escribir sobre el tema principios fundamentales para la formación de una estrategia de crecimiento de la iglesia es algo difícil, pero es totalmente necesario, importante y urgente. La afirmación anterior tiene como fondo la realidad en que vive la iglesia en relación a su misión y su crecimiento. El análisis de la misión y el crecimiento de la iglesia toman como base no sólo la realidad de las iglesias de Centro América, sino que también se aplica a todo el continente americano. El crecimiento integral es parte de la misión de la iglesia y para alcanzarlo es necesario formular una adecuada estrategia.

La iglesia necesita encontrar una manera de crecer con naturalidad y para alcanzarlo debe pagar un alto costo. El costo para el crecimiento saludable, natural e integral de la iglesia se basa en el establecimiento y en la práctica de tres fundamentales principios: una filosofía de ministerio bíblica e integral, un discipulado bíblico, diversificado, serio e integral y un renovado ministerio de formación espiritual que fomente la madurez espiritual de cada cristiano. Esta triada ministerial es lo que prepara, motiva y lleva a la iglesia a experimentar dicho crecimiento.

Hablar sobre el crecimiento de la iglesia es tocar uno de los aspectos de mayor interés en todos los tiempos de la iglesia. El crecimiento cualitativo y cuantitativo ha sido y sigue siendo el mayor anhelo de la iglesia. Esta clase de crecimiento es el deseo de Dios, es el reto de Jesús a los discípulos y es lo que se espera que la iglesia haga al cumplir la tarea encomendada en la Biblia (Mat. 28:18-20; Hech. 1:8, 2, 4, 6; Ef. 4:11-16). Juan Wagenveld dice: “Dios quiere y espera que la iglesia crezca”. “La Biblia está a favor del crecimiento de la iglesia”. La voluntad de Dios es que crezca.

¿Por qué toda iglesia y todo liderarazgo deben desear y esforzarse por crecer? Primero, el crecimiento espiritual y numérico resulta en estímulo, motivación, satisfacción y unidad para la iglesia. Segundo, el pastor unido a su equipo de líderes siente que el crecimiento es una confirmación al ministerio que están desarrollando. Tercero, la misma congregación concluye que el crecimiento es una señal clara de estar haciendo la voluntad de Dios. Cuarto, el ambiente que se experimenta cuando hay crecimiento es maravilloso y contagioso. Quinto, el crecimiento en cierta forma es la evidencia objetiva del buen trabajo que la iglesia está haciendo. Por último, la misma Biblia enseña que la iglesia por naturaleza debe crecer.

La Biblia enfatiza el crecimiento de la iglesia en el libro de los Hechos de los apóstoles (Hch. 2:41- 47, 3:11-26, 4:1-37). El crecimiento que describe este libro es espiritual, social, material, fraternal, emocional y numérico. En una sola frase puede resumirse, un crecimiento integral. Pedro Larson hace referencia a este crecimiento en la iglesia primitiva en Hechos 2. Hubo un crecimiento espiritual (interno)…en cuanto a la relación con Dios…Como grupo de personas tenían el deseo de estar juntos (corporal)…Existía una consciencia hacia aquellos del pueblo (social-hacia fuera)…Este mensaje y su nueva vida no tardó mucho tiempo en alcanzar a nuevas personas (numérico) (énfasis mío). Toda la iglesia anhelaba, trabajaba y se esforzaba para seguir creciendo porque sabía perfectamente que esa era la voluntad de Dios.

El crecimiento de la iglesia es un tema que abarca varios aspectos de ella y su propósito en el mundo…de igual importancia a la cantidad de cristianos es su calidad. Es la perspectiva que tiene en mente el apóstol Pablo cuando habla del crecimiento de la iglesia en Efesios 4:11-16. Es un crecimiento espiritual de cada cristiano como base fundamental para el crecimiento numérico de la iglesia como Cuerpo de Cristo. Así que, podemos concluir diciendo que el crecimiento que Dios espera de su iglesia es el un crecimiento natural, saludable e integral. Este viene como resultado del crecimiento espiritual que cada hijo de Dios está teniendo por medio de una íntima relación con Cristo (Jn.15:1-17).

Sin embargo, la realidad del crecimiento que experimentan las iglesias hoy no siempre es igual en todas. La perspectiva que tienen algunas iglesias sobre el crecimiento es diferente a la de la Biblia. Por un lado, hay muchas iglesias a nivel centroamericano que están experimentando un crecimiento numérico sorprendente. Pero por el otro lado, hay un número mayor de iglesias que apenas están sobreviviendo ya que su crecimiento es demasiado poco. Las primeras aun cuando el crecimiento numérico es grande, un gran porcentaje de sus miembros siguen sin crecer espiritualmente y su relación personal con Dios no es firme ni convincente. Mientras que las iglesias pequeñas que apenas sobreviven afirman que están creciendo como cristianos.

Cabe decir aquí que cuando el crecimiento es grande, la iglesia debe tener cuidado que no se vuelva incontrolable, insaciable y autosuficiente. Si postulamos un crecimiento ilimitado, este puede volverse en algo engañoso o contraproducente. Cuando el crecimiento de la iglesia no es el resultado de hacer la voluntad de Dios, sino que es adjudicado al esfuerzo, habilidad, elocuencia y visión de una persona, acontecimiento u organización; entonces, el crecimiento es dañino y peligroso. Y cuando las iglesias dicen estar creciendo espiritualmente aún cuando no crecen numéricamente, es necesario reevaluar su perspectiva bíblica sobre el crecimiento. Rick Warren dice: “Cuando el crecimiento es movido por fundamentos falsos resultará en un crecimiento anormal. No puede crecer una iglesia de manera segura si está movida por tradiciones, finanzas, edificios, acontecimientos, e inconfesos”.

Estos dos extremos en cuanto a la perspectiva del crecimiento obligan a hacer algunas preguntas. ¿Es natural, saludable e integral el crecimiento que están teniendo las megas iglesias? ¿Es natural, saludable y bíblico el no crecimiento de otras iglesias? ¿Cuál es el crecimiento deseado por Dios? ¿Cuáles podrían ser algunas posibles causas de tener un concepto no adecuado sobre el crecimiento de la Iglesia? ¿Por qué pasa esto en las iglesias? ¿Qué se debe hacer para superar esta crisis o vacío ministerial? ¿Qué pasos concretos debe dar la iglesia para alcanzar el crecimiento esperado y deseado por Dios? No olvidar que Dios desea que la iglesia crezca. Todo pastor, congregación y todo cristiano consciente de su fe, su relación con Dios y de la misión divina plasmada en la Biblia, anhelan y se esfuerzan por crecer. Wagenveld concluye de la siguiente forma: Dios quiere que la iglesia crezca, pero no cojeando ni anímica ni anormalmente. Quiere que su iglesia crezca en anchura, numéricamente como comunidad apostólica. Que crezca en profundidad, vivencial, orgánica y conceptualmente, como comunidad de adoración y nutrición. Quiere que… crezca en altura, como modelo viviente y visible, como signo del nuevo orden de vida introducido por Jesucristo que está desafiando a las potestades y principados de este mundo (énfasis mío).

Lo mismo si es grande que si es pequeña debe ser una iglesia próspera. En tanto que hayan personas no salvas en la comunidad una iglesia no debe estar contenta con su situación presente. La iglesia pequeña tiene su tiempo para ser pequeña y la iglesia grande tiene la responsabilidad de cuidar hasta el más pequeño miembro. La iglesia pequeña debe esforzarse por dejar de ser pequeña y la grande debe comenzar otras pequeñas y ayudarlas a crecer.

En Septiembre del 2003 se realizó una investigación a un universo de 50 pastores y líderes del programa “Lunes del Pastor” del Seminario Teológico Centroamericano con el propósito de conocer acerca de algunos aspectos que pueden estabilizar el crecimiento de la iglesia. Esta dio como resultado que la ausencia de ciertos aspectos importantes en el ministerio de la iglesia es lo que hace la diferencia en el crecimiento de la misma. Son tres aspectos que permiten a la iglesia iniciar, planear, desarrollar y experimentar un crecimiento bíblico, sólido, natural, saludable e integral. El primero es una filosofía de ministerio bíblica e integral. El segundo es un ministerio de discipulado bíblico, diversificado, serio e integral. Por último es un renovado ministerio de formación espiritual que fomenta la madurez espiritual de cada cristiano basado en una íntima relación con Dios. Estos tres aspectos estaban ausentes en un mayor porcentaje de las iglesias representadas por los 50 pastores y líderes encuestados.

La presente realidad de crecimiento en las iglesias unida a la nueva propuesta sobre el crecimiento anima a la iglesia a seguir los siguientes objetivos. El primero es motivar a la iglesia a pensar sobre la necesidad de una reingeniería en sus planes de trabajo que incorpore tres principios fundamentales para un crecimiento integral de la iglesia: una filosofía de ministerio bíblica e integral, un ministerio de discipulado bíblico, diversificado, serio e integral, y un renovado ministerio sobre la formación espiritual en la iglesia que fomente el crecimiento espiritual de cada cristiano. El segundo objetivo busca contribuir al proceso de la creación de un plan maestro con una visión integral sobre el ser y el hacer de la iglesia sobre la tierra y el cual pueda traer como resultado un crecimiento natural, saludable, constante e integral. Wagner concuerda con esta idea de que hay necesidad de crear un plan mayor para plantar iglesias fuertes y de crecimiento.

El literalmente dice: “Me apena porque hasta ahora no hemos desarrollado un plan viable para plantar nuevas iglesias con nuestra filosofía del ministerio, aunque esperamos hacerlo en el futuro”. Este es el gran reto que la iglesia tiene, el elaborar un macro plan en el cual contemple el ministerio completo de la iglesia, el cumplimiento pleno de la gran comisión y el crecimiento integral de la iglesia. Los cristianos deben tener el gran cuadro si queremos cumplir la Gran Comisión de nuestro Señor. No debemos desarrollar una visión limitada. Debemos formularnos una estrategia contemporánea que se nutra de tres fuentes: la Biblia, la historia y la cultura contemporánea. Warren llama cimiento sólido este proyecto. “Una iglesia edificada sobre un cimiento inadecuado o equivocado nunca podrá alcanzar la altura que Dios pretende que alcance…si usted desea construir una iglesia saludable, fuerte y capaz de crecer, debe dedicar tiempo a poner un cimiento sólido”.

El tercer objetivo consiste en dejar por escrito un recurso práctico y disponible para que todo pastor, líder, estudiante e iglesia en general pueda utilizarlo para cumplir la misión. Queda en manos de la iglesia y sus líderes la responsabilidad de sentarse y evaluar el ministerio que está haciendo a la luz de la Biblia, aprovechar este recurso escrito y tomar la decisión de hacer cambios necesarios en cuanto a la misión de la iglesia y las metas de crecimiento.

El cuarto objetivo es proponer a la iglesia estos tres principios como la base fundamental para alcanzar un crecimiento integral. Es la respuesta a la ausencia comprobada de una filosofía de ministerio bien definida, un discipulado serio e integral y un fuerte énfasis en la formación espiritual. Los tres principios pueden unirse para formar la estrategia de crecimiento integral de la iglesia. Dios es glorificado cuando obedecemos su misión y nos esforzamos por crecer cada día hasta alcanzar el carácter de Cristo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: