Blog del Pastor Luis Gómez

Día 311, Lectura de la Biblia en un año, Juan 14-17

Dr. Luis Gomez Chavez

Si hay una promesa que jamás debe olvidar el cristiano, no importa la circunstancia en que se encuentre, es que no está solo, Dios siempre está con sus hijos, Él ha dejado al Espíritu Santo para que more en su corazón. Los capítulos 14-16 de San Juan repiten una y otra vez esta gran verdad. Esta promesa es igual a la que Dios le hizo a José, a Moisés, a Josué, y al pueblo de Israel en Isaías 43, y en varias ocasiones, les dijo que él iría delante de ellos, y pelearía, los defendería del enemigo y los cubriría con su gracia. Interesante es reconocer que aun las pruebas a las que sometió Dios a algunos siervos como a Job, José, Moisés, Oseas, a Amós, Jeremías, y a toda la nación de Israel, estaban controladas por el Dios Todopoderoso aunque parecieran paradojas. En otras palabras, estas contradicciones buscaban el cumplimiento del propósito de Dios, y por lo cual, nadie les haría nada que les dañara más de lo que Dios había permitido, y si de pronto alguien se atrevía a sobrepasar ese límite, se las veía con Dios.

Esto merece dar alabanza a Dios, aunque debemos reconocer que llegan momentos en la vida que nos sentimos solos. Sí, hay circunstancias en la vida que no logramos entender la razón por la cual han llegado, más cuando hemos decidido entregarnos más al servicio de Dios y hemos determinado ser más fieles. Juan 15 ayuda a entender la manera como Dios procede en algunas ocasiones cuando a pesar de que uno dice que está bien con el Señor y esta entregado a hacer las cosas que él nos ha mandado hacer, él quiere que demás más. Sin embargo, Dios que lo sabe todo, permite prueba de la fe, pruebas de la confianza, pruebas de las convicciones, pruebas de la paciencia y del amor que se tiene a Dios. Dios está viendo más allá de lo que nosotros podemos ver, él va adelante, él se adelanta para abrir brechas, limpiar el camino, evitarnos problemas, y preparar el terreno para que tengamos una vida más fructífera.

Dios sabe que podemos ser mejores, él sabe que podemos dar mejores frutos, podemos ser mejores siervos (as), mejores esposos (as), mejores hijos (as), mejores cristianos (as), y mejores vecino (as) o ciudadanos (as); pero para lograrlo, Dios tiene que pulirnos o prepararnos un poco más. A eso se refiere Juan 15, pero también, de ese trabajo se ocupa el Espíritu Santo. Con el mundo se encargara de convencerlos de pecado, justicia y juicio con el fin de que reconozcan que son pecadores, que necesitan de Cristo, que Jesús murió por ellos para librarlos de la condenación eterna, castigo que es seguro si no creen en él. El trabajo del Espíritu con el cristiano tiene partes similares, y partes diferentes. Es similar en el hecho de que todos los días nos está convenciendo que ya morimos al pecado y por lo cual, ya no nos puede condenar, pero si nos puede hacer pasar momentos de dolor, sufrimiento, porque como una enfermedad se nos pega con facilidad. Así que, el Espíritu Santo todos los días nos está cuidando, previniendo, amonestando, advirtiendo, guiándonos, y cuando no le hacemos caso, vienen pruebas, llamadas de atención, y pequeñas disciplinas que solo buscan que seamos mejores.

Lo diferente que hace el Espirita Santo con nosotros los cristianos, y que en esta parte es donde no encontramos sentido a lo que nos pasa. Estamos conscientes que cuando desobedecemos, o cometemos algún pecado, porque él nos ama, nos disciplina, y está bien cuando somos amonestados, disciplinados y hasta castigados por algo malo que hicimos siendo sus hijos. Lo difícil es entender la razón, el propósito y la enseñanza que Dios quiere dejarnos cuando vienen a nosotros pruebas, dificultades, sufrimientos, y situaciones difíciles en los momentos en que más fieles somos a Dios, cuando más entregados estamos a su ministerio, y cuando mejor nos estamos comportando. Este es el trabajo del Espíritu, y que lo agradecemos enormemente, él está con nosotros en medio de todo eso, no nos deja, él sabe lo que nos pasa, lo que sentimos, es más, él ha permitido que nos suceda esto porque nos quiere llevar a otro nivel de productividad, a otro nivel de servicio, y de utilidad, pero es necesario pasar este examen, por este proceso de poda.

La promesa es clara, no os dejaré huérfanos, estaré con vosotros todos los días de tu vida hasta el fin del mundo, y él no puede mentir, aunque nosotros lo olvidemos, aunque nosotros lo dudemos, aunque nosotros lo ignoremos, él jamás te deja, jamás se aparta de ti, allí esta como un fiel atalaya, como un personal centinela, y como el fiel Consolador. Así lo determino el Padre, así lo prometió Jesús, el Hijo, y el Espíritu por ser Dios, no falla, y no hará nada que esté en contra del propósito de Dios el cual siempre es bueno, lo mejor y agradable para cada hijo, aunque a veces no lo creamos, o lo olvidemos o lo ignoremos.

Así que, amados hermanos, siervos y consiervos que de pronto la fe tambalea, las convicciones se ponen en duda, el amor se enfría, y el deseo de seguir adelante con la vocación a la cual Dios los ha llamado como que se diluye, es en ese momento que debemos recordar que Dios es Soberano, Perfecto, Omnisciente, y Omnipresente. Todo lo que viene a nuestra vida está controlado y limitado por el Dios Omnisciente y Omnipotente, y está decidido y supervisado por el Dios Soberano y Perfecto, créalo por favor, y jamás ponga en tela de duda la fidelidad y la justicia de Dios, él ha dicho “Yo estará contigo todos los días de tu vida”, y esa es santa palabra, palabra que no falla porque Dios no falla. Por consiguiente, demos gracias a Dios por todo lo que nos viene a nuestra vida y en todo momento o circunstancia de la vida, porque, aunque no lo parezca, Dios lo permite para nuestro bien.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: